Fresas de Europa: Vive la Roja

En promoción, la interprofesional comenzó su andadura con actividades sencillas, que fueron creciendo y adquiriendo complejidad hasta que en 2015 presenta la campaña “Fresas de Europa: Vive la Roja”, una iniciativa con tres años de duración (2015-2018) que fue divulgada por primera vez en diciembre de 2015 en Madrid con la participación de sus embajadores: la repostera Alma Obregón y el cantante onubense Manuel Carrasco.

La campaña, adjudicada a la compañía andaluza B-Ideas, fue concebida como una campaña 360 grados que incluía acciones en medios de comunicación tradicionales, entorno online y también acciones directas con el consumidor, como degustaciones, concursos de recetas, la creación de la app “Fresetario”, y también la participación en las más importantes ferias agroalimentarias del mundo, además de acciones concretas en los principales mercados europeos receptores y consumidores de los frutos rojos andaluces, como Francia, Alemania y Reino Unido.

La iniciativa tuvo una inversión de 3,6 millones de euros financiados por la Unión Europea (50%), el Ministerio de Agricultura (30%) e Interfresa (20%), y, como puede comprobarse en las auditorías correspondientes, en todos sus ejercicios obtuvo más que notables resultados en materia de difusión, demostrando así su amplia efectividad en todos los mercados en los que se desarrolló la campaña.

Para combatir el desprestigio sufrido por la fresa andaluza en mercados como el francés, los responsables de la campaña programaron de forma paralela una serie de visitas de blogueros y periodistas a Huelva, donde pudieron conocer de primera mano el cultivo de la fresa, lo que contribuyó notablemente a paliar la imagen distorsionada que estos profesionales tenían del sector y que estaban trasladando al público.

Tan sólo en el segundo año de campaña, los agricultores onubenses obtuvieron un retorno de su inversión de más del 800%.